1 de cada 4 chilenos ha sido víctima de clonación o uso fraudulento de sus medios de pago

Foto:     Agencia Uno.

Sólo un 40% de personas conocen, en cierta medida, la Nueva Ley de Fraudes y sus cambios en las responsabilidad de los usuarios en caso de extravío, hurto, robo y fraude.

Según un reciente informe llevado a cabo por la consultora internacional Institut de Publique Sondage d’Opinion Secteur (Ipsos) uno de cada cuatro clientes ha sido víctima de algún fraude por clonación o uso fraudulento de sus medios de pago, ya sean estos de crédito o débito.

El informe titulado “Fraude en servicios Financieros” analizó las respuestas de 750 personas que son clientes de alguna entidad financiera, todos ellos mayores de edad y logrando tener algún representante de cada región del país.

Según los datos recopilados, un 95% de aquellos que han sufrido fraude han denunciado la situación a su entidad financiera correspondiente, pero tan solo el 56% ha logrado que sus entidades respondan y restituyan los dineros perdidos. Además, dentro de este grupo que ha sufrido algún fraude, un 25% le ha tocado experimentar este tipo de situación más de una vez

Bajo esta misma línea, un 31% no ha tenido ningún tipo de solución, respuesta o compensación por parte de su banco o institución a la cual se encuentra asociada sus medios de pago.

Respecto al dinero perdido, el desglose al que se llegó en el informe indica que cada vez que alguien es víctima de alguno de estos fraudes, en general las cifras tienden a ser parecidas, esto dado que el 27% asegura haber perdido más de $500.001, el 24% entre $250.001 y $500.000, el 25% entre $100.001 y $250.000, y el 24% menos de $100.001. Con esto, el promedio de lo perdido por quienes han sido víctimas de estafas financieras es de $430.000.

Pese a que existe un 67% de clientes que cree sus instituciones están invirtiendo muy poco en la seguridad y en proteger sus transacciones, más del 70% de los encuestados dice haber recibido constantemente información que los alerta y educa respecto de los fraudes. Ante esto, este mismo porcentaje de personas quedan con la sensación que los bancos están cargando la responsabilidad en ellos.

Consultados sobre sus conocimientos en los recientes cambios normativos o legales frente a la responsabilidad que le corresponde a los distintos involucrados en situaciones de fraude, un 60% de los clientes declara no estar informado o conocer al respecto de la situación.

Cambios en la Ley

Lo anterior guarda relación a la Ley 21.234 o también llamada Nueva Ley de Fraudes, publicada el día 29 de mayo del 2020 y que viene a limitar la responsabilidad del usuario de medios de pago y transacciones electrónicas ante el caso de extravío, hurto, robo y fraude.

Esta ley, que modifica la ley N°20.009, traspasa el peso de la prueba a la entidad bancaria y hace a ésta última responsable de restituir al usuario, en un plazo acotado, los montos objeto de alguna defraudación.

Para que la entidad bancaria quede obligada a restituir los fondos, en primer lugar, será necesario que, en caso de extravío, hurto, robo o fraude, el titular pueda dar aviso a la entidad bancaria lo antes posible. Para esto deberá utilizar los canales de comunicación que los bancos están obligados a proveer en un régimen de horario de 24 horas los 7 días de la semana.

La novedad de esta ley es que contempla que, una vez el titular haya cumplido con sus obligaciones de dar aviso, la entidad bancaria tiene un plazo de 5 o 7 días hábiles, dependiendo si el monto es menor o superior a los UF 35, para la cancelación de los cargos o restitución de los fondos. 

Deja una respuesta