Fase 4: ¿Qué implica el avanzar a esta nueva etapa de desconfinamiento?

Foto:   www.redgol.cl.

Las diferencias más notables con las libertades que entrega la Fase 3 se podrán encontrar en los aforos y el tipo de comercio que puede volver a funcionar.

El miércoles 4 de agosto implicó que 25 comunas del país pasarán por primera vez a la etapa de Apertura Inicial, también conocida como Fase 4. Entre todos estos sectores podemos encontrar a 7 comunas pertenecientes a la Región de Valparaíso.

Y es que desde que el reloj marcó las 5:00 de la mañana de aquel día miércoles, las comunas de Villa Alemana, Quilpué, Concón, Cabildo, Casablanca, Viña del Mar y Valparaíso pudieron avanzar a lo que significa una mayor libertad de la población para reunirse y desplazarse.

Por tanto, pasar a Fase 4 implica poder moverse sin restricciones por la comuna de residencia y el poder realizar viajes interregionales, esto último siempre y cuando se cuente y porte con el pasaporte sanitario. Las libertades anteriores solo se ven restringidas o limitadas a no poder visitar aquellas comunas que aún se encuentren en Fase 1 o Cuarentena.

La Apertura Inicial también abre la ventana de oportunidad para que Colegios y centros de Educación Superior puedan impartir sus clases de manera presencial y sin restricciones de días dentro de la semana. Lo anterior es una posibilidad, ya que asistir a los recintos educacionales seguirá siendo algo de decisión voluntaria.

Respecto a los nuevos aforos que se manejan en esta etapa, se define como capacidad máxima para recibir gente en casas particulares a 40 personas si es que todos los asistentes cuentan con su Pase de Movilidad. Tan solo se necesita que una persona no cuente con el documento para que el aforo se reduzca a 20 personas.

Hay que tener en consideración que independiente del máximo estipulado por las autoridades, todo esto queda sujeto al espacio con que se cuenta para realizar la reunión, donde debe existir al menos 1 metro de separación entre cada asistente. También con el resguardo de no transgredir la prohibición de reuniones en horario de toque de queda.

Sobre lo estipulado en cuanto al aforo para los recintos comerciales, se podrá atender al público tanto en lugares abiertos como cerrados, con la precaución de contar con la superficie útil de 8 metros cuadrados cada 1 persona. 

Con esto pueden volver a abrir sus puertas al público lugares tales como Cines, Cafés, Gimnasios, Teatros, Estadios, Seminarios, Restaurantes y otros tipos de espacios para reuniones que se habían visto imposibilitadas de operar ante el acontecer de la pandemia. Lo que también permite la posibilidad de llevar a cabo conciertos.

La distinción respecto al aforo recae entre aquellos lugares que contemplen interacción entre sus asistentes de aquellos que no, como también si estos son en espacios abiertos o cerrados

Para las actividades sin interacción de asistentes se permitirá su funcionamiento todos los días y deberán contar con 6 metros cuadrados de superficie útil para tan solo una persona. El aforo en lugar cerrado es para 250 personas con Pase de Movilidad (o para 100 personas en caso de que tan solo un individuo no cuente con el documento) y 1000 personas en espacio abierto contando con su Pase de Movilidad (o 250 ante la ausencia del documento).

En el caso de los recintos que contemplen la interacción de asistentes deberán regirse con el cumplimiento de una distancia de 2 metros entre cada espacio fijo estipulado para las personas, además de cumplir con una adecuada ventilación del lugar. Esto en constante atención a lo fijado por los protocolos que regulan de manera específica cada actividad a desempeñar.

Deja una respuesta